El sábado 21 de junio, inaugurando el invierno, me acerqué hasta La Casona del Teatro de Beatriz Urtubey, donde la escritora y humorista Gabriela Acher presenta todos los viernes y sábados a las 21 la segunda temporada de “ALGO sobre mi madre (TODO sería demasiado)”, una exquisita ‘reflexión sobre la maternidad’.

A sala llena, el espectáculo comenzó con una pequeña interrupción guionada, como consecuencia de una llamada de la madre de la protagonista absoluta del espectáculo quien, como no podía ser de otra manera, la contactó para hacerle recriminaciones varias y caer en reiteradas comparaciones con su hermana (al menos hasta el momento en el que la actriz le comenta a su madre que le dará parte de la recaudación del exitoso show, hecho que conforma bastante a su idishe mame).

Temas como la culpa, los hijos, la crianza judía y la comida son algunos de los tópicos por los cuales nos pasea Gabriela Acher de forma hilarante durante todo el espectáculo, y haciendo también hincapié en la relación con su madre, que marcará en gran parte la relación de la actriz con su hijo.

“ALGO sobre mi madre (TODO sería demasiado)” se convierte poco a poco en una excelente guía de educación para no seguir, a menos que en el futuro quieran lograr que sus hijos se conviertan en comediantes. Cabe destacar que, si obtienen un pequeño porcentaje del ingenio y comicidad de la actriz, entonces sí vale la pena el intento.

Y aquí me permito hacer un paréntesis para halagar exclusivamente a Gabriela Acher, una mujer que maneja el timing del humor como muy pocas. Tiene un envidiable manejo del escenario, además de una destacada habilidad vocal y gestual para expresarse en completa armonía con los textos que es un verdadero placer oírla y verla.

La artista también es la Autora del libro y de la Dirección General del espectáculo, que dejó marcada en mi mente una frase que me pareció simplemente espectacular: “El karma es como la deuda externa personal”.

La comediante mantiene al público en constante estado jocoso y acompañando sus genialidades con recurrentes aplausos, demostrando que es una experta en lo que se refiere a entretener a la gente, que constantemente asiente con la cabeza al escuchar las vivencias por las que atravesó la protagonista.

Gabriela Acher brinda durante una hora y cuarto una clase magistral de humor y comedia, sostenido por su habilidad de show-woman y por su capacidad de describir de manera precisa situaciones que arrancan sonrisas y carcajadas en los presentes.

No daré muchos detalles al respecto (sobre todo para los que quieran ver este imperdible show), pero sí recomiendo prestar mucha atención al cuadro musical del final, así como también al video que refleja los pensamientos de las madres de algunos famosos personajes reconocidos a nivel mundial.

“ALGO sobre mi madre (TODO sería demasiado)” se presenta los viernes y sábados a las 21 en La Casona del Teatro (Av. Corrientes 1975, C.A.B.A.). La entrada general es a partir de los $40.

Agradecimiento especial: Connie Iucht y Staff de La Casona del Teatro.

 

María Laura Pacheco
Periodista